• Increase Text Icon
  • Decrease Text Icon
  • Email Icon
  • Printer Icon
You are here: 

Guía para la Compra de Seguro de Cuidado a Largo Plazo

(In English)

(Diciembre de 2013)

El cuidado a largo plazo es un tipo de servicio de atención personal que usted podría necesitar si no puede atenderse a sí mismo debido a una enfermedad, discapacidad o impedimento cognitivo como la enfermedad de Alzheimer.

El cuidado a largo plazo es diferente al cuidado médico tradicional. El cuidado médico tradicional intenta tratar o curar la enfermedad. El cuidado a largo plazo por lo general no mejora su padecimiento médico, pero le ayudará a mantener su estilo de vida. Ayuda con las actividades diarias de rutina, como comer, moverse y bañarse. También podría ayudar si usted necesita supervisión, protección o recordatorios para tomarse los medicamentos o realizar otras actividades.

Usted puede recibir los servicios de cuidado a largo plazo en su hogar o en un hospicio, en un centro de cuidado diurno para adultos, en casa de reposo o en un establecimiento residencial con servicios de asistencia.

Existen dos tipos de servicios de cuidado a largo plazo:

  • El cuidado especializado es para afecciones médicas que requieren a un profesional médico, tal como una enfermera o un terapeuta. Usualmente se ofrece en una casa de reposo o en algún otro centro de cuidado.
  • El cuidado personal (a veces llamado cuidado de custodia) le ayuda a realizar las actividades de rutina. Usted puede recibir el cuidado personal en su hogar o en un centro especializado.

Costo del Cuidado a Largo Plazo

El cuidado a largo plazo puede ser costoso. El costo depende de la cantidad y el tipo de cuidado que usted necesite, el lugar donde lo reciba y el tipo de profesional médico que lo proporcione. El costo promedio para el cuidado a largo plazo en Texas es aproximadamente:

  • $3,000 al mes para vivir en un establecimiento residencial con servicio de asistencia
  • $6,000 al mes para una habitación privada en una casa de reposo
  • $40 al día para los servicios de cuidado diurno para adultos
  • $20 la hora para los servicios de salud en el hogar.

La póliza de seguro de cuidado a largo plazo usualmente paga entre $50 y $250 al día por los cuidados en una casa de reposo. Para determinar cuánta cobertura usted podría necesitar, llame a las , casas de reposo, agencias de cuidado de salud en el hogar y centros de cuidado diurno para adultos en su área, y pregunte sobre el costo por el cuidado diario. Tenga en cuenta que los costos probablemente aumentarán a medida que usted avance en edad.

Cómo Pagar por el Cuidado a Largo Plazo

Existen varias formas de pagar por el cuidado a largo plazo. Las más comunes incluyen:

  • Medicaid
  • Medicare
  • seguro de cuidado a largo plazo
  • ahorros o dinero personal.

Medicaid es un programa de ayuda estatal y federal que paga por la mayoría de los gastos de cuidado a largo plazo de las personas de bajos recursos que son elegibles.

Para calificar para Medicaid, usted debe cumplir con los requisitos de ingresos y bienes. Los bienes son el dinero y las cosas que usted posee, tal como los automóviles y las acciones, que usted puede convertir en dinero. Muchas personas pagan por su cuidado a largo plazo de su propio bolsillo hasta que son elegibles para Medicaid. Para conocer más sobre cómo calificar para para recibir Medicaid, llame al Agencia del Área para Adultos Mayores (Area Agency on Aging, por su nombre en inglés) o a la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas (Texas Health and Human Services Commission, por su nombre en inglés). Una lista de números telefónicos se encuentra al final de esta publicación.

Medicare puede pagar algunos de los costos del cuidado a largo plazo. Medicare es un programa federal que paga por el servicio de salud de las personas mayores de 65 años de edad y de las personas menores de 65 años con discapacidades. Cubre el costo de ciertos cuidados especializados, que son suministrados en casas de reposo o posiblemente en su hogar. Medicare también podría pagar ciertos cuidados no médicos en su hogar si está recibiendo cuidados especializados.

Cómo Decidir si el Seguro de Cuidado a Largo Plazo es el Adecuado para Usted

El seguro de cuidado a largo plazo ayuda a proteger sus bienes contra el alto costo del cuidado a largo plazo prolongado. Generalmente, un seguro de cuidado a largo plazo solo tiene sentido si usted tiene una cantidad significativa de bienes que proteger aparte de su casa, automóvil y una pequeña cantidad de dinero en efectivo.

Un seguro de cuidado a largo plazo probablemente no es una buena idea si sus ingresos apenas son suficientes para pagar sus servicios públicos, alimentos o medicamentos. Es posible que tenga que pagar los cuidados de su propio bolsillo hasta que gaste sus bienes suficientemente para poder calificar para recibir Medicaid.

Para determinar si el seguro de cuidado a largo plazo es adecuado para usted, considere sus factores de riesgo personales, sus bienes, su ingreso y las alternativas disponibles. También puede utilizar la Hoja de trabajo  de comparación de pólizas de seguro de cuidado a largo plazo que se encuentra en el reverso de esta publicación para ayudarle a decidir.

Los agentes de seguros deben brindarle una hoja de trabajo personal y un formulario de divulgación del incremento potencial de precios junto con una descripción de la cobertura. Utilícelos para que le ayuden a decidir si el seguro de cuidado a largo plazo es el adecuado para usted.

‘Factores de Riesgo’ Personales

Considere los siguientes factores antes de comprar un seguro de cuidado a largo plazo:

  • Expectativa de vida. Mientras más tiempo viva, más probabilidades hay de que necesite el cuidado a largo plazo. Considere si en su familia hay expectativas de una vida prolongada.
  • Sexo. Las mujeres podrían necesitar el seguro de cuidado a largo plazo más que los hombres, ya que generalmente viven más tiempo.
  • Su situación familiar. Si tiene un cónyuge, hijos adultos u otros familiares que pudieran cuidarle en casa, es posible que no necesite una póliza que pague los servicios de salud en el hogar. Quizá desee considerar una póliza que pague solamente los cuidados en una casa de reposo.
  • Historial de salud de la familia. Si en su familia existe un historial de enfermedades crónicas o debilitantes, usted podría correr un mayor riesgo de necesitar el cuidado a largo plazo.

Consideraciones Económicas

El cuidado a largo plazo generalmente es menos costoso si lo compra cuando usted es más joven. Considere hablar con un asesor financiero de confianza para obtener ayuda para decidir si el seguro de cuidado a largo plazo se ajusta a sus necesidades. Hágase las siguientes preguntas sobre su propia situación económica:

  • ¿Cuáles son mis bienes (sin incluir mi casa, automóvil y $2,000 en dinero en efectivo)? ¿Cambiarán en el transcurso de los próximos 10 a 20 años? ¿Son mis bienes suficientemente considerables como para justificar la compra de una póliza de cuidado a largo plazo?
  • ¿Cuál es mi ingreso actual al año? ¿Cambiará en el transcurso de los próximos 10 a 20 años? ¿Podré pagar la póliza si mi ingreso disminuye o si las primas de la póliza aumentan considerablemente?
  • Si me jubilo, ¿cómo afectará la jubilación mi habilidad para pagar las primas?
  • ¿Cuánto cuesta la póliza? ¿Pagaré las primas con mi ingreso, ahorros o inversiones? ¿Contribuirá mi familia con
    el costo?
  • ¿Cuánto aumentará la prima de la póliza si espero a tener más edad para comprar una póliza?
    Si decide que desea comprar una póliza, utilice la hoja de trabajo de comparación de pólizas de seguro a largo plazo, para comparar las compañías y las coberturas. Usted puede ver la lista de las compañías que ofrecen pólizas de cuidado a largo plazo en Texas en www.tdi.texas.gov/health/lhltclst.html.

Pólizas que Califican y que no Califican para Deducción de Impuestos

Pólizas que Califican para Deducción de Impuestos

En su declaración de impuestos, es posible que usted pueda deducir como gasto médico una porción de la prima de su póliza de cuidado a largo plazo. Usualmente, usted no tiene que reclamar sus beneficios calificados de la póliza de cuidado a largo plazo como ingreso que está sujeto a impuestos. Si tiene una póliza de indemnización, podría tener que pagar impuestos sobre los beneficios que exceden su costo actual o $330 por día, lo que sea mayor.

Todas las pólizas que se vendieron antes del 1º de enero de 1997 califican automáticamente para la deducción de impuestos y de las pólizas que se vendieron posteriormente, algunas pueden calificar para la deducción de impuestos y otras no. Para determinar si su póliza califica para la deducción de impuestos, busque en su póliza un aviso parecido a este: “Esta póliza tiene como objetivo ser un contrato de seguro de cuidado a largo plazo calificado según se define en el Código de Impuesto Internos de 1986, Sección 7702B(b) (Internal Revenue Code of 1986, Section 7702B(b), por su nombre en inglés)”.

Consulte con un abogado, contador o asesor de impuestos sobre cómo afectará sus impuestos comprar una póliza de seguro de cuidado a largo plazo.

Para reclamar una deducción de impuestos por los pagos de las primas del cuidado a largo plazo, los gastos médicos que usted paga de su propio bolsillo, incluyendo las primas, deben ser de más del 10 por ciento (7.5 por ciento para personas mayores de 65 años de edad) de su ingreso bruto ajustado. La cantidad máxima de la prima de cuidado a largo plazo que puede deducir depende de su edad al final de cada año fiscal.

Deducciones Máximas por la Prima de Cuidado a Largo Plazo, 2014*

Edad Deducción máxima permitida
40 o menor $370
41 a 50 $700
51 a 60 $1,400
61 a 70 $3,720
71 o mayor $4,660

* Las cantidades de las deducciones máximas cambian anualmente.

Pólizas del Programa Asociado de Cuidado a Largo Plazo

El Programa Asociado de Cuidado a Largo Plazo (Long-Term Care Partnership Program, por su nombre en inglés) ayuda a educar a los residentes de Texas a planificar para sus necesidades de cuidado a largo plazo. La sociedad es un esfuerzo en conjunto entre las aseguradoras privadas y el estado. Las aseguradoras deben seguir las guías estatales y federales, y los agentes deben completar los requisitos de capacitación para vender las pólizas de la sociedad.

Las pólizas de la sociedad son planes calificados para la deducción de impuestos que también incluyen un beneficio de omisión de bienes y protección contra la inflación.

El beneficio de omisión de bienes es útil si usted necesita solicitar Medicaid para pagar los gastos de cuidado a largo plazo. Las pólizas de la sociedad no garantizan que usted sea aceptado por Medicaid. Usted aún tendrá que cumplir con el criterio de ingreso, médico, y otros criterios de elegibilidad.

Con el beneficio de omisión de bienes, cada dólar para los beneficios de cuidado a largo plazo que paga su póliza de la sociedad será equivalente a un dólar de bienes contables que no se tomará en cuenta para determinar si usted califica para solicitar la asistencia de Medicaid. Esto significa que usted puede mantener los bienes sobre el límite normal y no tendrá que gastar sus bienes para calificar para Medicaid. Además, los bienes que fueron omitidos en el proceso de elegibilidad de Medicaid no estarán sujetos a gravámenes y cantidades que se pueden recuperar de Medicaid después de que usted fallezca.

La protección contra la inflación ayuda a que su póliza continúe pagando los beneficios de cuidado a largo plazo a medida que aumentan los costos. Las pólizas de la sociedad requieren niveles distintos de protección contra la inflación basados en su edad:

  • Menores de 60 años de edad: la compañía de seguros debe ofrecerle la opción de comprar 5 por ciento de protección compuesta anual contra la inflación. Si usted rechaza la oferta del 5 por ciento, la compañía de seguros debe ofrecerle otro tipo de protección compuesta contra la inflación y usted debe comprar y mantener esa protección hasta que cumpla 61 años de edad.
  • Entre 61 y 75 años de edad: debe comprar y conservar algún tipo de protección contra la inflación hasta que cumpla
    76 años de edad.
  • Después de los 76 años de edad: las compañías deben ofrecer protección contra la inflación, pero usted no tiene que comprarla ni conservarla.

Si está considerando una póliza de cuidado a largo plazo, pregunte a su compañía de seguros o agente si una póliza de sociedad cumple con sus necesidades. Si compró una póliza de cuidado a largo plazo en o después del 8 de febrero de 2006, pregunte a su agente si puede intercambiar su póliza por una póliza de sociedad.

Nota: las pólizas de sociedad tienen una declaración de divulgación de información que indica que la póliza es una póliza de sociedad para el cuidado a largo plazo. Si hace algún cambio a su póliza de sociedad, usted podría perder su estado de póliza de sociedad. Su agente le puede indicar qué cambios resultarían en un cambio de estado.

Si se Muda a Otro Estado

Texas tiene acuerdos con otros estados para honrar los términos de su póliza de sociedad. Si se muda a un estado que participa en el acuerdo, el nuevo estado honrará su póliza de sociedad. Tenga cuidado si basa su decisión de comprar una póliza de sociedad solamente en este acuerdo. Los estados pueden participar o retirarse del acuerdo en cualquier momento. Para obtener una lista de los estados participantes, visite: www.OwnYourFutureTexas.org. Si se muda a otro estado, necesitará cumplir con todos los requisitos de Medicaid para su nuevo estado de residencia.

Para ver una lista de las compañías que venden pólizas de sociedad en Texas, visite: www.tdi.texas.gov/consumer/hicap/partnershipcomp.html.

Pólizas que no Califican para la Deducción de Impuestos

Las primas de las pólizas de cuidado a largo plazo que no califican para la deducción de impuestos no se pueden reclamar como deducción de impuestos. Además, usted podría tener que pagar impuestos por cualquier beneficio que la póliza pague, aparte de los cuidados.

Cómo Comprar una Cobertura

Las compañías utilizan un proceso llamado aseguramiento (underwriting, por su nombre en inglés) para decidir si le venden o no una póliza. Las compañías revisarán su estado e historial de salud y le venderán una póliza solamente si usted cumple con sus guías.

Nota: la Ley de Asistencia Asequible y Protección al Paciente (Patient Protection and Affordable Care Act -PPACA, por su nombre y siglas en inglés), la ley de reforma federal para los servicios de salud, prohíbe que las compañías denieguen el seguro de salud basándose en su estado de salud. Esta disposición no se aplica al seguro de cuidado a largo plazo.

Algunas compañías solamente hacen unas cuantas preguntas sobre su salud. Otras podrían pedirle más detalles, examinar sus expedientes médicos, solicitar una declaración de su médico o pedir que usted se realice un examen médico. Conteste todas las preguntas sobre su salud honesta y completamente. Si la compañía después descubre que en su solicitud usted proporcionó información incompleta o falsa, podría cancelar su póliza o rehusarse a pagar su reclamación.

Cuando usted solicita un seguro, el agente de seguros llenará una hoja de datos personales con usted para determinar si una póliza de cuidado a largo plazo es ideal para usted. Conteste todas las preguntas honesta y completamente. El agente también le dará el historial de aumento en los precios de las primas para el cuidado a largo plazo de la compañía en los últimos 10 años. Una compañía de seguros puede aumentar el precio de sus primas en el futuro, pero solo si aumenta los precios para las pólizas similares a las suyas.

Cómo Reemplazar una Póliza

Si está considerando reemplazar su póliza de cuidado a largo plazo, compare primero todos los beneficios de su póliza actual con los beneficios de la nueva póliza. Las pólizas expedidas antes de 1992 podrían incluir menos o más restricciones en los beneficios que una póliza nueva.

Una póliza nueva con mejores beneficios podría costarle considerablemente más que su póliza actual. Además, si usted compró su póliza actual antes del 1º de enero de 1997, ésta está calificada para la deducción de impuestos. Una póliza nueva podría no estarlo.

Asegúrese de informarle al agente si compra una póliza de cuidado a largo plazo para reemplazar otra. El agente debe entregarle un aviso que le explique cómo le afectará un reemplazo de la póliza.

Si decide reemplazar su póliza, no cancele su póliza actual hasta que la nueva entre en vigor.

Formas para Comprar un Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Usted puede comprar una póliza individual o puede comprar una póliza en grupo por medio de un empleador o mediante la membresía en la asociación. Algunas compañías también ofrecen pólizas de seguro de vida o anualidades con el seguro de cuidado a largo plazo como cláusula adicional.

Pólizas Individuales

La mayoría de las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo son consideradas pólizas individuales. Las pólizas individuales pueden variar mucho según la compañía. Cada compañía puede ofrecer pólizas con diferentes beneficios. Asegúrese de comparar para obtener la cobertura que cubra mejor sus necesidades.

Pólizas en Grupo

Su empleador podría ofrecer un plan de seguro en grupo para el cuidado a largo plazo o pólizas individuales con un descuento de grupo. Los empleadores que ofrecen los planes no tienen que pagar las primas, pero algunos sí. La póliza en grupo de un empleador podría ser similar a la que podría comprar con una póliza individual. Una ventaja de una póliza en grupo es que por lo general no se tiene que cumplir con ningún requisito médico o el proceso de evaluación podría ser más relajado. Muchos empleadores también ofrecen planes a los jubilados, cónyuges, padres y suegros. Generalmente, los familiares son sometidos a una evaluación médica y deben pagar la prima.

Usualmente, las compañías de seguros deben permitirle conservar su cobertura después de que termine su empleo o hasta que cancelen el plan en grupo. En la mayoría de los casos, usted podrá continuar su cobertura o convertirla a otra póliza de seguro de cuidado a largo plazo. No obstante, sus primas y beneficios pudieran cambiar.

Pólizas del Gobierno Federal y Estatal

Los empleados y jubilados del gobierno federal y del Servicio Postal de los Estados Unidos, así como los miembros activos o retirados del servicio militar y sus familiares calificados, son elegibles para solicitar un seguro de cuidado a largo plazo mediante el Programa Federal de Seguro de Cuidado a Largo Plazo (Federal Long Term Care Insurance Program, por su nombre en inglés). Usted debe pagar las primas para este plan, pero por lo general son más bajas que las primas por una póliza individual.

Si usted o algún familiar es empleado o jubilado público del gobierno estatal, es posible que pueda comprar un seguro de cuidado a largo plazo bajo un programa del gobierno estatal. El Sistema de Jubilación para Maestros (Teacher Retirement System, por su nombre en inglés), el Sistema de Jubilación para Empleados (Employees Retirement System, por su nombre en inglés) y muchos sistemas de universidades ofrecen planes en grupo para sus empleados, jubilados y algunos miembros de familia. Pregunte a su empleador si ofrece un plan en grupo.

Pólizas de Asociaciones

Muchas asociaciones también ofrecen seguro de cuidado a largo plazo para sus miembros. Al igual que con otras pólizas en grupo, las pólizas de asociaciones usualmente les ofrecen a sus miembros una variedad de opciones de beneficios. En la mayoría de los casos, las pólizas que se venden por medio de las asociaciones deben permitir que los miembros conserven o conviertan su cobertura después de terminar su relación con la asociación. La mayoría de las pólizas de asociaciones le exigirán que pase por el proceso de aseguramiento. Tenga cuidado de no unirse a la asociación solo para comprar una póliza de seguro. Asegúrese de conocer cuáles son sus derechos si la asociación decide dejar de ofrecer la póliza.

Si decide que desea comprar una póliza, utilice la Hoja de Trabajo de Comparación de las Pólizas de Seguro de Cuidado a Largo Plazo que se encuentra al reverso de esta publicación para comparar las compañías y coberturas antes de comprar una póliza.

Cómo Funcionan las Pólizas

No todas las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo son iguales. Las compañías venden pólizas con muchas combinaciones diferentes de beneficios y características.

Criterios para Determinar los Beneficios

Las pólizas tienen distintos criterios de elegibilidad de beneficios (también conocidos como señales, (triggers, por su nombre en inglés) que usted debe reunir antes de que la compañía pague los beneficios. Estos criterios se basan en cuántas de las seis actividades de la vida diaria (Activities of Daily Living -ADL, por su nombre y siglas en inglés) usted no puede realizar o si tiene algún impedimento cognitivo. Las seis ADL son bañarse, comer, vestirse, utilizar el baño, continencia y moverse de un lugar a otro.

Las pólizas que califican para la deducción de impuestos requieren que usted tenga un impedimento cognitivo, tal como la enfermedad de Alzheimer o que no pueda desempeñar dos de las seis ADL sin ayuda, por lo menos 90 días. Usted también debe tener un plan de cuidado ordenado por un médico.
Las pólizas que no califican para la deducción de impuestos tienen criterios diferentes de elegibilidad de beneficios, pero la mayoría se basa en las ADL y el impedimento cognitivo. Los criterios no se limitan a dos ADL. La necesidad médica u otras medidas de discapacidad pueden ser señales de beneficios.

Período de Eliminación

El período de eliminación es la cantidad de tiempo que usted tiene que esperar antes que una póliza pague por cualquier beneficio. Las opciones más comunes es que los beneficios comiencen en cero, 20, 30, 60, 90 o 100 días después de la fecha en que usted ingresa a una casa de reposo o comienza a recibir otros servicios. Los beneficios comienzan el día después de que su período de eliminación termina.Usted puede reducir su prima al elegir un período de eliminación más largo. Sin embargo, recuerde que tendrá que pagar todos sus gastos de su propio bolsillo durante un período más largo antes de que la póliza lo haga.

Algunas pólizas solamente tienen un período de eliminación, mientras que otras requieren un período de eliminación para cada nuevo período de cuidados. Antes de comprar una póliza, asegúrese de entender bien cómo es que funciona el período de eliminación.

Período y Cantidad de Beneficios

Un período de beneficios es el tiempo durante el cual una póliza pagará los beneficios. Los períodos de beneficio podrían oscilar entre un mínimo de un año y toda la vida. Los períodos de beneficios que se ofrecen con más frecuencia son de uno, dos, tres o cinco años, o de toda la vida. Las primas por períodos de beneficio más largos son más altas.

Algunas compañías utilizan una cantidad de beneficio en lugar de un período determinado de beneficio. La cantidad de beneficio se calcula tomando la cantidad diaria de beneficio y luego se multiplica por el número de años de cobertura. Por ejemplo, si usted elige una póliza con un beneficio de $100 diarios durante dos años, su beneficio máximo sería de $73,000. Si utiliza menos de $100 diarios, su póliza durará más de dos años. Las compañías que pagan basándose en un período de beneficios son generalmente pólizas de indemnización que pagan una cantidad diaria independientemente de los gastos, y terminarán cuando usted termine su período de beneficios.

Cómo se Pagan los Beneficios

Las compañías generalmente pagan los beneficios en una de dos formas: el método de gastos incurridos o el método de indemnización. Es importante leer la información en su póliza y comparar los beneficios y primas.

Las pólizas que usan el método de gastos incurridos pagarán el costo del gasto o el límite en dólares de su póliza, el que sea menor, a usted, su médico o al hospital. La mayoría de las pólizas pagan los beneficios usando el método de gastos incurridos.

Las pólizas que usan el método de indemnización pagan una cantidad fija de dinero, hasta el límite de la póliza, sin tomar en cuenta el costo del servicio que usted reciba.

Para las pólizas que califican para deducción de impuestos que pagan beneficios usando el método de indemnización, es posible que usted tenga que pagar impuestos sobre los beneficios que excedan su costo actual o $330 diarios, lo que sea mayor.

Servicios que Cubre el Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo podrían pagar por varios tipos de cuidados, incluyendo

  • Cuidado en un centro de enfermería en una casa de reposo con licencia.
  • Cuidado residencial con servicios de asistencia en un hogar residencial con licencia con servicios de asistencia.
  • Servicios de salud en el hogar proporcionados por una agencia de cuidado de salud en el hogar que tenga licencia. Los servicios pueden incluir servicios especializados de enfermería y terapia física.
  • Cuidado diurno para adultos en un establecimiento con licencia. Los servicios pueden incluir cuidados de enfermería o terapéutica, actividades sociales y educacionales, y la supervisión personal.
  • Otros servicios. Algunas pólizas pagarán por los servicios de hospicio, cuidado de relevo a largo plazo (cuidados para permitir que los familiares que le cuidan puedan tomar un descanso), cuidados después de una hospitalización, ayuda con los quehaceres del hogar o capacitación al encargado del cuidado para los miembros de la familia.

Usted podría no necesitar una póliza que incluya todos estos servicios. Hable con su agente de seguros para diseñar una póliza que se ajuste a sus necesidades.

Cantidades de la Cobertura

Una póliza puede pagar cantidades diferentes para los distintos tipos de servicios de cuidado a largo plazo. Asegúrese de comprender cuánta cobertura tiene y cómo cubre los servicios en los distintos entornos.

Límites de Beneficios Diarios, Semanales y Mensuales

Las pólizas por lo general pagan los beneficios diaria, semanal o mensualmente. Por ejemplo, una póliza que paga con el método de gastos incurridos podría pagar un beneficio de casa de reposo diariamente de hasta $200, un beneficio semanal de hasta $1,400, o un beneficio mensual de hasta $6,000.

Si una póliza cubre el cuidado en el hogar, el beneficio es generalmente un porcentaje del beneficio por el cuidado en una casa de reposo. Por ejemplo, si usted tiene una póliza con un beneficio de $200 diarios para el cuidado en una casa de reposo, el beneficio de cuidado en el hogar podría ser de $100 diarios. Sin embargo, algunas pólizas pagan las mismas cantidades de beneficios para el cuidado en el hogar y en una casa de reposo.

A menudo, usted puede elegir las cantidades de los beneficios que desee. Es importante saber cuánto cobran las casas de reposo especializadas, los hogares residenciales con servicio de asistencia y las agencias de cuidado en el hogar antes de elegir las cantidades de los beneficios. Verifique los precios de los centros en el área en la que probablemente usted recibirá los cuidados.

Límite Máximo de Beneficios

La mayoría de las pólizas limitan el total de los beneficios que pagarán durante la vida de la póliza. Algunas pólizas indican el límite máximo de beneficio en años (uno, dos, tres o más, o de por vida). Otras pólizas indican el límite máximo de beneficios como una cantidad total en dólares. El límite máximo de beneficios se puede llamar un beneficio máximo de por vida o un beneficio total del plan.

La mayoría de las estadías en una casa de reposo son cortas, pero las enfermedades que duran varios años podrían requerir una estadía más prolongada en una casa de reposo. Usted tendrá que decidir si desea protección para estadías largas. Las pólizas con períodos de beneficios máximos más largos cuestan más. Asegúrese de comprender la cantidad total de cobertura que proporciona su póliza.

Servicios que no Cubre el Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Las pólizas de seguro de cuidado a largo plazo podrían excluir la cobertura para algunos padecimientos, ya sea completamente o por un tiempo limitado. Las pólizas usualmente excluyen:

  • Condiciones preexistentes. Un padecimiento preexistente es una enfermedad o discapacidad por la cual usted recibió asesoría o tratamiento médico en los seis meses previos a su solicitud de cobertura. La póliza de cuidado a largo plazo podría demorar la cobertura para la condición preexistente hasta seis meses después de la fecha en que la póliza entra en vigor.
  • Trastornos mentales y nerviosos. Una póliza de cuidado a largo plazo podría excluir la cobertura para ciertos trastornos mentales y nerviosos, pero la póliza debe cubrir las enfermedades mentales graves biológicas y las enfermedades cerebrales, tales como esquizofrenia o los trastornos depresivos mayores, así como la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos relacionados con la edad. (Sin embargo, una compañía puede negarse a venderle una póliza a alguien que ya padece de Alzheimer).
  • Cuidados suministrados por miembros de la familia. La mayoría de las pólizas no pagan a los miembros de su familia para que le cuiden. Sin embargo, algunas pólizas pagarán para capacitar a  los miembros de familia para que le brinden a usted los cuidados.

Exclusiones Estándar de la Póliza

Las pólizas de cuidado a largo plazo en Texas pueden excluir la cobertura para padecimientos ocasionados por

  • alcoholismo y adicción a las drogas
  • suicidio, intento de suicidio o lesiones autoinfligidas
  • participación en motines, delitos graves o insurrección
  • guerra o un acto de guerra, ya sea declarada o no declarada
  • servicio en la fuerzas armadas
  • actividades aeronáuticas, si usted no era un pasajero que pagó un pasaje.

Las pólizas de cuidado a largo plazo no pagan por el cuidado que esté cubierto en un programa gubernamental. Las excepciones son Medicaid y los gastos que Medicare le paga como pagador secundario.

Características Opcionales

Las compañías deben ofrecer los beneficios de protección contra la inflación y un beneficio sin riesgo de pérdida, pero pueden cobrar una cantidad adicional.

Protección Contra la Inflación

Pueden pasar años antes de que usted necesite los servicios de cuidado a largo plazo. Durante ese tiempo, el costo del cuidado a largo plazo podría aumentar. La protección contra la inflación le ayuda a solventar el aumento del costo de los servicios.

Mientras más joven sea usted, más importante es la compra de la protección contra la inflación. El costo de la protección contra la inflación se basa en su edad en el momento en que compra la póliza.

Tenga cuidado de no dejar beneficios que podría necesitar en el futuro por adquirir una prima más baja hoy. Si usted compra una póliza de la sociedad y tiene menos de 76 años de edad, tiene que comprar y conservar la protección contra la inflación para asegurarse de que no perderá el estado de socio de su póliza.

Las pólizas deben ofrecer protección contra la inflación por lo menos de una de las siguientes maneras:

  • Los beneficios incrementan automáticamente un 5 por ciento compuesto anualmente.
  • La cantidad original de beneficios aumenta en un 5 por ciento compuesto o más cada año en la fecha de renovación de la póliza. Si no desea el aumento, debe rechazarlo por escrito dentro de los 30 días a partir de la fecha de renovación de la póliza.
  • La póliza cubre un porcentaje determinado de los cargos actuales o razonables mientras usted sea el titular de la póliza, sin límite máximo diario ni límite de póliza.

La compañía debe darle una comparación gráfica de los beneficios de la póliza, con y sin la protección contra la inflación para un período de 20 años. Si no desea la protección contra la inflación, usted debe rechazarla por escrito.

Beneficio Sin Riesgo de Pérdida

Las compañías deben garantizar que usted recibirá algunos de los beneficios por los que usted pagó, incluso si cancela su póliza o pierde la cobertura. Esta garantía se conoce como el beneficio sin riesgo de pérdida (nonforfeiture benefit, por su nombre en inglés). En la mayoría de los casos, mientras más tiempo pague por las primas de su póliza, mayor será el beneficio sin riesgo de pérdida.

Generalmente, el beneficio sin riesgo de pérdida pagará la cantidad que sea mayor a

  • la cantidad total de todas las primas pagadas o
  • 30 veces la cantidad del beneficio diario en una casa de reposo en la fecha en la que terminó la póliza.

Las pólizas con beneficios sin riesgo de pérdida por lo general son más costosas que las pólizas sin esos beneficios. Si usted no desea estos beneficios, tiene que rechazarlos por escrito y la compañía le explicará su beneficio de contingencia de terminación (contingent nonforfeiture benefit, por su nombre en inglés).

El beneficio de contingencia de terminación se activa cuando una compañía de seguros aumenta sus precios a cierto nivel. Usted puede elegir una cantidad de beneficio reducido para evitar el aumento de la prima o convertir su póliza al estado de “pagada”. Si no toma una decisión en 120 días a partir del día en que aumenta la cantidad de la prima, la compañía puede cambiar su póliza a un estado de pagada. El estado de “pagada” será la cantidad mayor de

  • la suma total de todas las primas pagadas por su póliza
  • 30 veces el beneficio diario para una casa de reposo en la fecha en que terminó la póliza.

Las personas que compren pólizas con pago limitado de primas que se paguen por completo en cierto tiempo tendrán derecho también a un beneficio de contingencia de terminación durante los años de pago con distintas condiciones de elegibilidad. Hable con su agente de seguro sobre estas condiciones.

Además, usted recibirá una explicación sobre el beneficio sin riesgo de pérdida y el beneficio contingente sin riesgo de pérdida en caso de que termine la póliza. Usted puede comprar un beneficio sin riesgo de pérdida por una prima adicional que le garantizará que recibirá algunos de los beneficios que pagó si cancela o pierde la cobertura.

Beneficios Opcionales que las Compañías Pueden Ofrecer

Exención de Prima

Muchas pólizas incluyen una cláusula de exención de la prima. Esta cláusula permite que usted deje de pagar las primas cuando usted recibe los beneficios de la póliza. Las compañías podrían eximir la prima tan pronto hagan el primer pago de beneficios o después de un tiempo específico, usualmente de 60 a 90 días después del primer pago. Es posible que esta cláusula se aplique solamente a ciertos beneficios (por ejemplo, servicios de salud en el hogar o en una casa de reposo).

Reembolso de la Prima

Si usted cancela la póliza, la compañía le reembolsará algunas o todas sus primas, menos cualquier reclamación pagada a cargo de la póliza. Si usted fallece, su beneficiario recibirá el reembolso. Si conserva la póliza, la compañía usará el reembolso de las primas para reducir las primas futuras o para aumentar los beneficios futuros.

Restauración de los Beneficios

Algunas pólizas restauran los beneficios a las cantidades máximas originales si usted no necesita los servicios de cuidado a largo plazo por un período especificado, generalmente 180 días. Por ejemplo, suponga que su póliza tiene un período máximo de beneficios de tres años y usted estuvo en una casa de reposo por un año. Si usted no necesita servicios adicionales de cuidado a largo plazo en un período mínimo de seis meses después de salir de la casa de reposo, su período de beneficio original de tres años automáticamente se restaura.

Reservación de Cama

Si tiene que dejar la casa de reposo para internarse en un hospital, algunas pólizas pagarán para que le reserven su cama en la casa de reposo por un número determinado de días o hasta que usted regrese.

Precios del Cuidado a Largo Plazo

Las compañías de seguros determinan las primas de cuidado a largo plazo basándose en varios factores. Entre éstos se encuentran:

  • La edad. Entre más joven sea, más baja será su prima.
  • Su salud. Su salud en la fecha en que compre la póliza afectará su prima. Su prima será más alta si usted tiene problemas de salud.
  • Su área. Los costos del cuidado a largo plazo pueden ser muy distintos de un área a otra. El área en donde usted vive afectará el costo de su cobertura.
  • Período de eliminación. Entre más largo sea el tiempo que usted pueda pagar los gastos antes de que la compañía comience a pagar los beneficios, más baja será su prima.
  • Cantidad de los beneficios y su duración. Los precios son más altos para las pólizas con cantidades más altas de beneficios y períodos de pago más largos.
  • Otros factores. Los beneficios opcionales que usted decida añadir a su póliza también aumentarán la prima.

Aumentos de la Prima

Las primas de la mayoría de las pólizas de cuidado a largo plazo aumentarán con el tiempo. Las compañías pueden aumentar las primas de las pólizas que no tienen un precio fijo, pero solo si las aumentan para todas las pólizas de la misma clasificación. Una compañía no puede seleccionarle solamente a usted para aumentarle la prima, sin importar si ha habido un cambio en el estado de su salud o el número o cantidad de las reclamaciones que ha presentado.
Las compañías pueden basar su clasificación de precio en varios factores tal como la edad, región en donde usted vive y el estado de su salud en la fecha en que compró su póliza. La compañía debe entregarle un aviso por lo menos con 45 días de anticipación antes de cualquier aumento de la prima.
Lea la Guía de Precios de Seguros de Cuidado a Largo Plazo (Long-Term Insurance Care Rate Guide, por su nombre en inglés) de TDI para ver los precios de las compañías que venden seguros de cuidado a largo plazo.

 
Renovaciones y Cancelaciones de la Póliza

Las pólizas de cuidado a largo plazo tienen garantía de renovación. Esto significa que la compañía tiene que renovarle la póliza cada año, a menos que en la solicitud usted haya mentido sobre su estado de salud, haya dejado de pagar sus primas o haya agotado sus beneficios.

Usted puede cancelar la póliza en cualquier momento mediante una notificación a la compañía de seguros. La compañía debe reembolsarle cualquier prima no retribuida (unearned premium, por su nombre en inglés).

La prima no retribuida es la cantidad de una prima que usted pagó y que no ha sido usada para comprar una cobertura. Por ejemplo, si usted pagó por adelantado una prima de seis meses, pero canceló la póliza después de solo dos meses, la compañía debe reembolsarle la cantidad de la prima no retribuida de los cuatro meses restantes. Las primas no retribuidas no se aplican a una póliza de prima sencilla ni a pólizas que se pagarán en su totalidad en el lapso de uno a cuatro años. Las pólizas que se pagarán en su totalidad en cinco a 10 años están sujetas a un reembolso de primas según se describa en la póliza.

Una vez que la póliza haya estado vigente durante dos años, una compañía no puede cancelarla ni rehusarse a pagar las reclamaciones debido a que usted proporcionó información incorrecta en la solicitud, a menos que sea fraudulenta. Si la póliza ha estado vigente menos de dos años, una compañía puede denegar una reclamación válida o cancelar la póliza si puede demostrar que usted cometió fraude, o si intencionalmente falsificó un hecho material o si intentó una estafa.

Falta de Pago de las Primas

Cuando usted compra una póliza de cuidado a largo plazo, la compañía le pedirá que nombre a otra persona para la que le notificará si su póliza está a punto de ser cancelada debido a que usted no ha pagado la prima. La otra persona puede ser un familiar, un amigo o un profesional, tal como su abogado o contador. Usted no tiene que designar a una persona para que reciba este aviso. La persona designada no será responsable de pagar la prima. La compañía solo le avisará a esta persona si el pago está atrasado más de 30 días.

Una compañía no puede cancelar una póliza por falta de pago de la prima a menos que el pago de la prima esté atrasado por lo menos 65 días a partir de la fecha de vencimiento del pago. La compañía tiene que esperar 30 días después de la fecha de vencimiento del pago antes de avisarle a usted y a la otra persona que usted haya nombrado que la póliza será cancelada debido a la falta de pago. La compañía le enviará el aviso por correo, le dará cinco días para recibir el aviso, y le dará otros 30 días para pagar la prima.

Es posible que usted desee considerar pagar la prima de su seguro de cuidado a largo plazo por medio de un retiro automático de su cuenta bancaria. Sin embargo, si usted ya no quiere la póliza o desea cambiar el método de pago, tendrá que avisarle por escrito a la compañía y al banco para que ya no hagan los retiros automáticos.

Si la compañía cancela su póliza por falta de pago, tiene que reactivarla si en el transcurso de los cinco meses a partir de la fecha de cancelación la compañía recibe comprobante de que usted dejó de pagar las primas debido a una discapacidad mental o física. La compañía también debe pagar cualquier reclamación por servicios elegibles. Usted tendrá que pagar las primas anteriores hasta la fecha en que le cancelaron la póliza.

Alternativas al Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Las siguientes son otras formas en las que usted puede pagar por el cuidado a largo plazo:

Seguro de Vida

Algunas compañías ofrecen una cláusula de beneficios de pago acelerado, que usted puede agregar a su seguro de vida por una prima adicional. Esta cláusula le permite utilizar anticipadamente los beneficios por muerte si a usted se le diagnostica una enfermedad larga, catastrófica o terminal. La cantidad que usted retira para pagar por el cuidado a largo plazo se restará de los beneficios por muerte que recibirán sus beneficiarios cuando usted fallezca.

También hay otras pólizas de seguro de vida que ofrecen seguro de cuidado a largo plazo como una cláusula adicional. Si su póliza incluye cualquiera de estas opciones, es posible que pueda pagar por el cuidado a largo plazo con el dinero de ese beneficio.

Contratos de Anualidades

Algunos contratos de anualidades le permiten retirar dinero sin multas para pagar por los servicios de cuidado a largo plazo. Si su contrato incluye esta opción, quizás pueda pagar por los gastos del cuidado a largo plazo con su anualidad.

Pagos de Vida

Algunas compañías compran pólizas de seguro de vida y a cambio pagan un porcentaje del beneficio de muerte de la póliza.

Si usted vende su póliza, el comprador se convierte en el dueño de la póliza, paga las primas y cobra el beneficio de muerte de la póliza cuando usted fallezca.

Para obtener una lista de las compañías y corredores registrados que se dedican a los pagos de vida, llame a la Línea de Ayuda al Consumidor del TDI al 1-800-252-3439 o al 512-463-6515 en Austin, o visite nuestro sitio Web en www.tdi.texas.gov.

Hipotecas Inversas

Si usted es propietario de una casa, quizás reúna los requisitos para obtener una hipoteca inversa (reverse mortgage, por su nombre en inglés). Las hipotecas inversas son préstamos especiales sobre viviendas para personas de 62 años de edad o mayores. Le permiten convertir parte del capital que tiene en su propiedad en ingresos sin tener que vender la casa ni ni tener que obtener una segunda hipoteca. No se debe ningún pago del préstamo hasta que la casa ya no sea su residencia principal. Algunas personas usan el ingreso de una hipoteca inversa para pagar por los gastos del cuidado a largo plazo.

Cómo Comprar un Seguro de Cuidado a Largo Plazo

Hágase las siguientes preguntas sobre cada póliza que esté considerando:

  • ¿Qué tipo de cuidado está cubierto y dónde? Las pólizas pueden ofrecer muchos servicios, incluyendo cuidado de salud en el hogar, cuidado diurno para adultos, cuidados en un establecimiento residencial con servicio de asistencia y cuidados en una casa de reposo. Las pólizas son requeridas para cubrir todos los niveles de cuidados, desde el cuidado de custodia hasta el cuidado intermedio y cuidado especializado.
  • ¿Cuáles son los requisitos de elegibilidad para los beneficios? Las pólizas no pagarán hasta que usted haya cumplido con ciertos requisitos, tal como no tener la capacidad de realizar tareas (llamadas actividades de la vida diaria), o que se le haya certificado con un impedimento cognitivo. El criterio de elegibilidad para los beneficios puede variar de póliza a póliza.
  • ¿Cuánto es la cantidad diaria del beneficio para cada tipo de beneficio? La mayoría de las pólizas pagarán una cantidad máxima diaria para su cuidado. Usted elige el beneficio máximo diario cuando compra la póliza. Es importante que elija la cantidad de su beneficio de manera inteligente. Recuerde que no necesita asegurar el costo completo del cuidado. Para mantener las primas bajas, podría planear pagar algo del costo usted mismo.
  • ¿Por cuánto tiempo se pagan los beneficios? Las probabilidades de necesitar el cuidado a largo plazo por más de cinco años son relativamente bajas. Para la mayoría de las personas, una póliza que cubre de tres a cinco años es apropiada y más económica. Sin embargo, si está preocupado por contraer una enfermedad que requiere más cuidado, tal como la enfermedad Alzheimer, es posible que desee considerar la opción más costosa de cobertura de por vida.
  • ¿Tiene la póliza un período de espera por condición preexistente? Si es así, ¿cuál es su duración? Algunas pólizas no cubren una condición médica preexistente hasta después de cierto período de tiempo. Algunas pólizas pagarán inmediatamente el cuidado relacionado con una condición preexistente si usted divulga la condición en su solicitud. Asegúrese de saber lo que indica la póliza sobre las condiciones preexistentes.
  • ¿Qué protección se ofrece contra la inflación? La protección contra la inflación le ayuda a seguir con el costo más alto de los servicios entre el momento en el que compró su póliza y el momento en que realmente la necesite. Todas las compañías deben ofrecer un aumento automático en los beneficios a un índice del 5 por ciento compuesto anualmente. Si usted rechaza la protección contra la inflación, el rechazo debe ser hecho por escrito. La compañía también puede tener otras opciones para la protección contra la inflación. Recuerde que para estar preparado para la inflación, usted debe pagar una prima más alta hoy o gastos más altos de su propio bolsillo  después.
  • ¿Qué es un beneficio sin riesgo de pérdida? Las compañías deben ofrecerle una garantía de que usted recibirá algunos de los beneficios que usted pagó, incluso si después usted cancela su póliza o pierde la cobertura. Si usted rechaza el beneficio sin riesgo de pérdida, el rechazo debe ser hecho por escrito. Si cancela o termina su póliza después de un número específico de años, la compañía de seguros le devolverá un porcentaje de las primas que pagó; extenderá los beneficios por un período de tiempo igual a las primas pagadas, menos cualquier reclamación; o proporcionará un beneficio considerablemente reducido.
  • ¿Califica la póliza para la deducción de impuestos? Si compra una póliza que califica para la deducción de impuestos, es posible que pueda deducir parte de las primas que pagó como un gasto médico en su declaración de impuestos. Los beneficios pagados de una póliza que califica para la deducción de impuestos generalmente no se consideran ingresos sujetos a impuestos. La póliza debe revelar si tiene como objetivo estar calificada o no para la deducción de impuestos.
  • ¿Puedo mejorar la póliza después mediante la compra de más beneficios? Algunas compañías permiten que usted mejore su póliza después de comprarla. Sin embargo, lo más probable es que usted tenga que completar un nuevo cuestionario médico.

Consejos para la Compra

También considere los siguientes consejos cuando compre cualquier tipo de seguro:

  • Considere sus necesidades. A pesar de que es difícil, trate de anticipar qué servicios podría necesitar en el futuro y elija una póliza que sea adecuada para usted.
  • Compare. Los precios pueden variar sustancialmente de una compañía a otra, incluso para pólizas con beneficios similares. Obtenga cotizaciones de varias compañías antes de comprar una póliza.
  • Considere otros factores además del precio. Compre únicamente de compañías de seguros y agentes con licencia. Además, asegúrese que las compañías que está considerando sean económicamente estables y que tengan un buen servicio al cliente. Su familia y amigos son otras fuentes de información sobre el servicio al cliente de la compañía. Pregúnteles si han tenido alguna experiencia con las compañías que usted está considerando.
  • Llame a la Línea de Ayuda al Consumidor de TDI al 1-800-252-3439 o en Austin al 512-463-6515, o use la función de “Búsqueda de Compañías” (“Company Lookup”, por su nombre en inglés) en nuestro sitio Web en www.tdi.texas.gov para conocer los grados de solvencia económica, los historiales de quejas y el estado de la licencia.
  • Considere el historial de 10 años de aumento de precios de la compañía. Aunque los aumentos pasados no son garantía ni indicador de aumentos futuros, es posible que usted desee considerar el historial de precios de la compañía. Usted puede ver los historiales de aumento de precios de las compañías que venden seguros de cuidado a largo plazo en la página de Historiales de Aumento de Precios de la Compañía de Seguros de Cuidado a Largo Plazo de TDI (TDI’s Long-Term Care Insurance Company Rate Increase Histories page, por su nombre en inglés).
  • Compre de un agente conocido y de confianza. Si compra un seguro a través del correo postal o por teléfono, pregunte si la compañía tiene un agente local o un número telefónico gratuito por si tiene preguntas.
  • Trate de encontrar a un agente que se especialice en el seguro de cuidado a largo plazo. Debido a las diversas variaciones en las pólizas de cuidado a largo plazo, tener un agente con conocimientos y experiencia le puede ayudar a elegir la cobertura adecuada para sus necesidades.
  • Utilice su período de prueba gratis. Las compañías de seguros deben darle al menos 30 días para revisar su póliza de cuidado a largo plazo después de que la reciba. Lea la póliza cuidadosamente para asegurarse de que tiene los beneficios y características que usted desea. Si decide devolver la póliza dentro de los 30 días, recibirá un reembolso completo por cualquier prima pagada. Es una buena idea usar correo postal certificado para tener prueba de que usted devolvió la póliza. Asegúrese de guardar una copia de todo lo que devuelva.

Números de Teléfonos y Sitios de Internet Útiles

Sea Dueño de su Futuro” Programa Asociado de Seguros de Cuidado a Largo Plazo (“Own Your Future” Long Term Care Insurance Partnership Program, por su nombre en inglés) (iniciativa estatal para aumentar la concienciación sobre la importancia de la planificación del cuidado a largo plazo)

www.ownyourfuturetexas.org

Centro de Referencia Nacional de Información sobre el Cuidado a Largo Plazo  (National Clearinghouse for Long-Term Care Information, por su nombre en inglés) (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos)

1-202-619-0724
www.longtermcare.gov

Medicare (para preguntas sobre la cobertura de Medicare, para pedidos de la publicación Medicare y Usted y para pedidos de los directorios de médicos y hospitales)

1-800-Medicare (1-800-633-4227)
www.medicare.gov

Nota: Para preguntas sobre la cobertura de las reclamaciones de Medicare, use los números de contacto que se encuentran en su Resumen de Medicare (Medicare Summary Notice, por su nombre en inglés) o use los estados de cuenta mensuales de su Plan Medicare Advantage o de su plan de recetas médicas.

Administración del Seguro Social (Social Security Administration, por su nombre en inglés) (para preguntas sobre la inscripción en Medicare, requisitos de elegibilidad y para pedir el manual Medicare y Usted)

1-800-772-1213
www.ssa.gov

Línea de Información y Recomendaciones del Departamento de Servicios para Adultos Mayores y Personas Discapacitadas de Texas (Texas Department of Aging and Disability Services Information and Referral Hot Line, por su nombre en inglés) (servicios a nivel estatal para personas de la tercera edad y direcciones de las oficinas de la Agencia del Área para Adultos Mayores)

1-800-252-9240
www.dads.state.tx.us/

Departamento Estatal de Servicios de Salud de Texas (Texas Department of State Health Services, por su nombre en inglés) (para preguntas sobre el cumplimiento y licencias de los establecimientos de servicios de salud)

1-888-963-7111
www.dshs.state.tx.us

Servicios de Cuidado a Largo Plazo de Medicaid en Texas (Texas Medicaid Long-term Care Services, por su nombre en inglés) (para preguntas sobre la cobertura de Medicaid)

1-800-252-8263
2-1-1 (Información gratis sobre los recursos en su área)
 www.dads.state.tx.us/ltss/

Línea Directa de Información del Consejo Médico de Texas (Texas Medical Board’s Customer Service Hot Line, por su nombre en inglés) (para preguntas sobre las licencias y certificación de médicos y para presentar quejas sobre la atención suministrada en los consultorios médicos)

1-800-248-4062
www.tmb.state.tx.us/

Línea de Ayuda para los Beneficiarios del Instituto para la Calidad de los Servicios de Salud de la Fundación Médica de Texas (Texas Medical Foundation Health Quality Institute Beneficiary Help Line, por su nombre en inglés) (para preguntas o para presentar quejas sobre la calidad de los servicios suministrados a los beneficiarios de Medicare y para pedir publicaciones)

1-800-725-8315
http://texasqio.tmf.org

Para Más Información o Ayuda

Para obtener respuestas a preguntas en general sobre seguros, para obtener información sobre cómo presentar una queja relacionada con los seguros, o para reportar una sospecha de fraude, llame a la Línea de Ayuda al Consumidor (Consumer Help Line, por su nombre en inglés) al 1-800-252-3439 o en Austin al 512-463-6515 entre las 8 a.m. y las 5 p.m., hora del centro, de lunes a viernes, o visite nuestro sitio Web en www.tdi.texas.gov.

También puede visitar www.Helpinsure.com para obtener ayuda en su compra de seguro de automóvil, propietario de vivienda, condominio o de inquilino. Utilice www.TexasHealthOptions.com para aprender más sobre la cobertura de cuidado de salud y sus opciones.

Para obtener copias impresas de las publicaciones para el consumidor, llame las 24 horas del día a la Línea para Pedidos de Publicaciones (Publications Order Line, por su nombre en inglés) al 1-800-599-SHOP (7467) o en Austin al 305-7211.

Para reportar una sospecha de incendio premeditado u otra actividad sospechosa relacionada con un incendio, llame a la Oficina del Jefe Estatal de Bomberos, a través de la Línea para Reportar Incendios Premeditados (Arson Hot Line, por su nombre en inglés) al 1-877-4FIRE45 (434-7345), en servicio las 24 horas del día.

La información en esta publicación está actualizada hasta su fecha de revisión. Los cambios a las leyes y reglamentos administrativos hechos después de la fecha de revisión podrían afectar el contenido. Consulte la información actualizada en nuestro sitio Web. TDI distribuye esta publicación únicamente con propósitos educacionales. Esta publicación no es un endoso por parte de TDI de ningún servicio, producto o compañía.



For more information contact:



Contact Information and Other Helpful Links

Translation by WorldLingo


Translation by WorldLingo